lunes, 4 de febrero de 2008

Las tetas de Santa Águeda

El 5 de febrero, fecha en que se celebra según el santoral católico, el día de Santa Águeda, la noche anterior las féminas en Zaragoza celebran su noche, salen de marcha en cuadrillas y asisten a espectáculos solo para ellas, también se elabora un postre especial para la fecha, las tetas de Santa Águeda.

Miles de zaragozanos en su gran mayoría mujeres se acercaron el domingo 3 de febrero a la iglesia del Portillo a rendir culto a Santa Águeda y comprar las tradicionales tetas rellenas de nata y crema que conmemoran su festividad.

Es en esta iglesia donde se conserva un cráneo que se supone pertenece a la mártir y las mujeres católicas la veneran y le piden fecundidad y buena suerte en los partos.

Según la tradición, Santa Águeda, virgen y mártir, fue una joven siciliana de una familia distinguida y de singular belleza que vivió en el siglo III. El senador Quintianus intento poseerla aprovechando las persecuciones que el emperador Decio realizó contra los cristianos. El Senador fue rechazado por la joven que ya se había comprometido con Jesucristo. Quintianus intentó con ayuda de una mala mujer, Afrodisia, convencer a la joven Águeda, pero esta no cedió.


El Senador en venganza por no conseguir sus placeres ordenó que torturaran a la joven y que le cortaran los senos. La respuesta de la luego Santa fue "Cruel tirano, ¿no te da vergüenza torturar en una mujer, el mismo seno con el que de niño te alimentaste?". Aunque en una visión vio a San Pedro y este curó sus heridas, siguió siendo torturada y fue arrojada sobre carbones al rojo vivo en la ciudad de Catania, Sicilia (Italia).

No hay comentarios: